El encanto de The Weeknd

Con su nuevo álbum, The Weeknd ha probado que una mirada nostálgica y personal puede crear temas increíblemente memorables… y bailables.

“The Weeknd trajó a la mesa algo que todos necesitábamos: algo real”, escribió el portal Consequence of Sound en 2011, sobre una poco conocida mixtape que se lanzó de manera gratuita en línea. Para ese entonces, el joven Abel Makkonen Tesfaye se había hecho llamar de muchas maneras: The Noise una vez, Kin Kane en otras ocasiones. Cuando empezó a compartir su trabajo musical en YouTube, se decidió a llamar The Weeknd a su usuario.

Y entonces House of ballons, su debut en el mundo de la música, estalló.

The Weeknd es ahora uno de los artistas más reconocidos en el mundo, con sus canciones sonando en la radio y en las fiestas, haciendo bailar a todo tipo de gente. Ha sacado cuatro álbumes de estudio, todos tan populares como personales para su autor. “Es casi esquizofrénico, lo que muestro en mi música”, dijo en una entrevista para Billboard. “Las vibras representan cómo me siento, mis relaciones, mis amistades, mis éxitos en la vida, mis fracasos en la vida… No me quiero sentar y solo cantar sobre amor, aunque mis artistas favoritos solo cantan sobre eso”.

Su más reciente álbum, After hours (2020), no tiene más de un mes de haber sido lanzado y ya apunta a ser un clásico instantáneo: canciones como Blinding lightsya suenan con el ímpetu de un hit, una parte permanente del paisaje de la música pop que puedes revivir una y otra vez en esta playlist para hacerte compañía en casa. “Dejemos que la música nos cure durante estos tiempos oscuros”, dijo el artista antes de lanzar su álbum, y en medio de la nostalgia y el dolor emocional que acompaña a cada canción, podemos ver la clase de terapia catártica que es bailar y dejarse llevar por el ritmo de su música.