La Comisión Europea acusa a Google de posición dominante en la publicidad digital

La Comisión Europea acusa a Google de posición dominante en la publicidad digital

Cerco al gigante de internet. Algo más de un año después las investigaciones sobre una posible actuación monopolística, la Comisión Europea ha ampliado la acusación sobre Google por presunto abuso de de su posición dominante al considerar que favorece, de forma sistemática, sus propios servicios de comparación de compras (Google Shopping) en los resultados generales de su buscador.

La Comisión Europea ha enviado dos nuevos pliegos de cargos en los que se especifica formalmente las irregularidades a las que le acusa a la multinacional norteamericana. Considera que existen «evidencias adicionales y datos» para añadirse al pliego de cargos presentado en abril del pasado año. Así lo ha relatado la comisaria europea Margrethe Vestager, responsable de la política de competencia, que ha manifestado que Google ha ofrecido «muchos productos innovadores que han sido fundamentales en nuestras vidas, pero esto no le da el derecho a denegar a otras empresas la oportunidad de competir e innovar».

Bruselas se ha reafirmado en su postura. «Google ha otorgado preferencia de forma indebida a su propio servicio de comparación de precios en sus páginas de búsqueda general de resultados, lo que significa que los consumidores podrían no ver los resultados más pertinentes en sus búsquedas», insiste Vestager. Por su parte, Google ha vuelto a insistir que su servicio favorece a la competencia. «Creemos que nuestras innovaciones y mejoras de producto incrementan las opciones que tienen los consumidores europeos y promueven la competitividad. Vamos a examinar estos nuevos casos presentados por la Comisión para ofrecerle una respuesta detallada en las próximas semanas», relatan fuentes de la firma norteamericana en un comunicado enviado a ABC.

En esta nueva investigación, la Comisión ha examinado en detalle el argumento de Google sobre los servicios de comparación de precios no deben considerarse de forma aislada, sino junto con los servicios prestados por plataformas de ventas como Amazon y eBay. Sin embargo, Bruselas sigue creyendo que los servicios de comparación de precios y las plataformas de ventas pertenecen a mercados distintos. Este pliego de cargos complementario concluye que, aunque las plataformas de ventas forman parte del mercado afectado por las prácticas de Google, «los servicios de comparación de precios constituyen una parte importante de este mercado y de que el comportamiento de Google ha debilitado o incluso marginado la competencia de sus rivales más cercanos».

Palabras clave: tecnologia, Google, plataformas,internet
Ft: abcnoticias.